TRABAJO DE INVESTIGACIÓN EN SANTO TOMÉ (OCT/DIC´19)

Resumen y gastos del primer mes (oct/nov)

OCA en Santo Tomé y Príncipe. Resumen primer mes del trabajo de investigación.

 

Hace un mes que llegamos.

Con una mochila de ropa y una maleta cargada de emociones: nerviosismo, alegría, ansiedad, ilusión...pero sobretodo, cargada de fuerza.

Podríamos contaros las decenas de datos que obtuvimos ( no tan fácilmente) sobre Santo Tomé y Príncipe (STP) y que solo consiguen cuantificar o reducir a números un país.

Una vez aquí, con los pies en las calles, esos números, datos y explicaciones venidos de organismos como FMI, BM, UNICEF, PNUD, etc, cobran realidad, transformándose en caras y nombres.

Queremos contaros nuestra percepción, lo que vemos, olemos y palpamos.

STP es muy diferente a Mozambique.

Pero también a Malawi, Sudáfrica o Tanzania.

Esto nos afianza aún más en la creencia del gran error que cometemos al hablar de África como una totalidad, un único ente.

Tan siquiera un nexo de unión como la colonización, han marcado grandes semejanzas, haciendo que cada país evolucione a su ritmo, marcando su destino y futuro.

Queremos contaros cómo en algunos aspectos, los hombres están más comprometidos, como por ejemplo, en la crianza de sus hijxs, su hogar y su gente (partiendo de un punto comparativo con Mozambique).

Como las mujeres son más libres, tienen más autodeterminación; que, aunque sigan cosificadas (como en la mayoría de países del mundo), luchan por ser ellas, usan vaqueros, taconazos, llevan tatuajes y trenzas de colores, rompiendo con la imagen de la mujer con tejidos tradicionales y un balde en la cabeza. También las hay, pero no es una homogeneidad.

También de cómo se organizan conciertos dónde se reúne la población más joven, beben cervezas y se divierten y bailan la música de moda (sí, aquí también suena el Despacito).

Queremos contaros sobre cómo el país, según el Ministerio de Salud y proyectos asociados, a reducido los casos de VIH-SIDA al 0'5% de la población. 

Casi no presenta incidencia de cólera y lucha contra el paludismo (malaria) de forma bastante eficiente, siendo uno de los países africanos con menos presencia de esta enfermedad.

En STP  no existen casos graves de desnutrición infantil.  en todo caso si se presenta ésta, es debida a la falta de variedad en los alimentos más que en una escasez.

 Nos encontramos en una tierra fértil, de la que crecen diferentes variedades de plataneros, tomates, legumbres, árboles frutales y un largo etcétera, dónde se presenta una estación de lluvias, nacen ríos que mueren en el Golfo de Guinea y también un acceso al Atlántico, aún capaz de abastecer a la región.

Pero también queremos contaros que, como toda sociedad (como la tuya, como la mía) tiene una cara menos amable, una sociedad que como muchas otras, encuentra el ocio en las botellas de alcohol y no hay tarde y domingo que no encuentres ese brillo etílico en los ojos que te cruzas en las calles.

Una cara menos amable, más cruel y más fóbica.

Aquí las personas LGTBI+ viven en secretismo, silenciadas, invisibilizadas, negadas.

Hemos preguntado, buscado y nos han dicho que aquí no existen, como seres mitológicos, sirenas o unicornios.

Pero nosotrxs seguimos creyendo en la magia y la rotura de la normalidad.

Sabemos que como las meigas, haberlxs, hailxs.

Sabemos de personas que han tenido que exiliarse para no tener que esconderse, para no tener que negarse. Han tenido que exiliarse para SER.

También sabemos que hay personas que no tienen tan siquiera la posibilidad del exilio, de negarse o silenciarse.

Hablamos de las personas con diversidad funcional (DF), en concreto con neurodiversidad.

Su condición no puede negarse o silenciarse, pero sí puede esconderse entre cuatro paredes.

Aquí no existe ABSOLUTAMENTE NADA para personas con diversidad intelectual. NADA.

Las familias hacen lo que pueden, como lo saben. Unas se vuelcan, apoyan a sus hijxs, otras viven esta experiencia con vergüenza, con negación y con encierro.

No criticamos esta situación. Queremos cambiarla.

Sabemos que resulta duro caminar con la cabeza alta si no hay entendimiento, empatía y normalización, sólo rechazo, burla, miedo y conformismo.

Muchas personas que crearon el movimiento asociativo de madres y padres con hijxs con diversidad funcional, saben perfectamente la dureza de este camino.

Nosotrxs queremos apoyar a las familias que empiezan aquí, a caminar ese sendero.

Todxs sabemos,que con alegría, las penas son menos penas.

Nuestros primeros días en el país, fueron de adaptación:

Reconocimiento del lugar, saber dónde se encuentra el mercado, donde cambiar moneda y su valor. 25 Dobras equivalen a 1€. Este precio es en la calle, esquinas y plazas donde hombres con sus mochilas y bolsos, te hacen gestos frotando sus dedos.

En el banco, a parte de ser imposible sacar dinero si no tienes una cuenta Saotomense o una tarjeta de crédito, cuesta 24'5.

El primer fin de semana que pasamos aquí (llegamos un sábado por la tarde) todo fue tranquilo y silencioso.

Nos dicen que no hay combustible. STP depende de Angola para el abastecimiento de este producto. La única central eléctrica del país, funciona con carburante. El barco con el fuel aún no ha llegado.

El lunes continúa un ritmo pausado y cortes de energía.

Localizamos donde tomar una cerveza en algún bar local. Rosema, producida en la única fábrica nacional.

Aquí se sigue notando la presencia portuguesa y la influencia de su cultura.

En STP se hablan 5 idiomas, Forro, Criolho, Angolar, Lunguie, que solo se habla en Príncipe y Portugués, sólo este último es considerado el idioma oficial de las islas.

También se nota la influencia en la economía, así que siempre que es posible, nos decantamos por negocios Saotomenses.

Entre locales y puestos en la calle, vamos conociendo que se come y la maravillosa Malagueta, el picante por excelencia de STP.

 

Ha llegado el combustible. Y con él, una vorágine de coches, taxis, motos y gente al centro de la ciudad.

También hay partido. Una multitud se concentra ante la puerta del campo.

Cerveza, música en directo desde un camión hasta que se acabe la gasolina del generador y puestos de comida.

Todo esto a escasos metros de la av. Marginal, el paseo marítimo.

Soy un párrafo. Haz clic aquí para agregar tu propio texto y edítame. Es muy sencillo

Ya es miércoles. Empezamos estar aclimatadas y empezamos a trabajar.

Durante estos días hemos estado preguntando por asociaciones, aparte de alguna que ya teníamos localizada.

La ciudad se distribuye por barrios. Una vez allí, necesitas un sitio de referencia para orientarte (por ejemplo «X» sitio está al lado de la escuela preparatoria).

Cogemos nuestras libretas, nuestra botella de agua y nos dirigimos a nuestra primera visita. Cruz Roja.

Allí nos atiende el director, le explicamos cuál es nuestro propósito en el país y que estamos buscando asociaciones, fundaciones u ONG's que trabajen con personas con diversidad funcional.

 

Nos explica, que particularmente, no conoce ninguna, a excepción de la asociaciones de personas con movilidad reducida y personas ciegas, que comparten sede en el barrio de San Gabriel. También se ofrece a buscar unos contactos de personas que igual pueden conocer la existencia de este tejido asociativo.

Tras nuestra experiencia en Mozambique, observamos que muchxs niñxs con diversidad funcional sufren abandono y acaban viviendo en orfanatos.

Preguntamos cuales hay en la ciudad. Él conoce uno, perteneciente a Cáritas.

Amablemente, nos acompaña en una ranchera, vehículos oficiales de muchxs trabajadores de ONG's o cooperantes, a la puerta de este centro y así saber donde se ubica.

Esa tarde también planificamos nuestra primera visita a la Asociación de personas con deficiencia física (desafortunadamente, aún se utiliza el término deficiente  para hablar  de diversidad) y de personas ciegas.

 

Pero todo este resumen, de nuestro trabajo, nuestras reflexiones, inquietudes... queremos hacerlo dinámico, que quede grabado, en la retina y en la red, para que llegue al mayor número de personas posible, para crear conciencia, para crear cambio, para crear pensamiento crítico.

Así que estamos trabajando en una forma nueva de presentaros este trabajo:

Mediante vídeos que iremos subiendo a nuestras redes sociales.

Actualmente puedes ver este material y como se nos va quitando la vergüenza en

· Facebook OCA Organización de Cooperación Autogestionada

· Instagram @organizacionoca

Lo que sí seguiremos manteniendo en formato original son los gastos.

Haremos una mención de a qué han ido destinados cada uno de los céntimos que hemos recaudado codo a codo.

Porque ya sabéis, que sin vosotrxs, no somos.

 

Gastos mensuales

Este mes casi todos los gastos han ido destinados a material de fotocopistería, para poder realizar las entrevistas a todas las asociaciones y colegios y jardines de infancia de la ciudad.

También al transporte. Aunque hemos hecho mucho autostop y aquí es fácil y agradable hacerlo, muchas veces para ser rápidas y eficientes, hemos tomado Motoqueiros (MotoTaxis), una forma veloz de recorrer la ciudad o los un poco más lentos, Taxis colectivos, esas pequeñas furgos, que aquí, al menos, sólo se llenan con hasta 17 personas.

El gasto más elevado ha sido en alquiler. Las pensiones y casas aquí son exageradamente altas. Una vivienda puede llegar a costar como un alquiler en Barcelona. ¡Alucinante!

En cambio una vivienda local cuesta unos 50€ al cambio para unx Saotomense...pero no tenemos, de momento, acceso a este tipo de vivienda...

Así que hemos buscado lo más barato y compartido piso en una casa de huéspedes.

Luego, nuestros sueldo han sido más elevados que en Mozambique, ya que aquí la vida es mucho más cara, muy parecida al nivel de la península.

También podréis observar un renglón que pone Taxi Leandro.

Leandro es niño con Autismo.

Un domingo salimos a dar una vuelta y frente a casa estaba él, con una camiseta y en calzoncillos, jugando en medio de la carreta.

Os podemos asegurar que eso no es seguro en ningún lado, aquí tampoco.

En seguida percibimos que algo no iba bien, nos acercamos y ¡Boom!

Nos pilla el explosivo Leandro de golpe. Sin acompañar, la gente echándolo porque le gustan mucho los dulces, pero no tiene dinero para pagarlos, gente horrible intentando atropellarlo y gente maravillosa intentando protegerlo.

Guau! Qué hacemos? Cómo? Nuestra mente occidental busca en los recursos existentes en ella...qué hacemos? Bien, primero protegemos y luego llamamos a la policía para que busque a la familia.

Se ríen de nosotrxs. Les hace gracia que queramos una patrulla para un Maluco (loco) y pasan de todo. Jamás acuden.

Bueno, nos dicen que los bomberos cumplen más esta función. Vale. Les llamamos. Ellos sí aparecen. Solución: Psiquiátrico.

Puffff. Espera, que vamos nosotrxs también.

Acompañamos a Leandro en su viaje, que disfruta y ríe con el aire fresco de la marginal y el mar.

Al llegar, por supuesto no quieren aceptar un niño, así que lo mandan a urgencias. Volvemos a acompañar a los bomberos, que al llegar allí y preguntarles qué quién se hace cargo dicen que nosotras. CÓMO!? Si, que ellos buscan a la familia y nosotrxs esperamos con él...accedemos porque no se puede quedar solo. Mientras suelto un ridículo discurso legalista y etnocentrista sobre quedarme con un niño no acompañado, los bomberos se van.

Acompañamos a la sala, quieren medicarlo

 ( hasta 3 veces) y esperar a que llegue la familia. No podemos permitir que se medique así a un niño así que volvemos a esperar a la policía, a los bomberos y de paso movilizamos a toda la ciudad y todas las asociaciones de STP.

Conclusión: Está bajo nuestra responsabilidad.

 Un niño,negro, semidesnudo, con autismo, junto a dos adultxs, blancas (evidentemente, no tenemos consanguinidad) que entran y salen con el niño y no pasa nada. Nadie pregunta. Ni la Policía…

Acceden a recibirnos en una casa de acogida hasta que encontremos a su familia.

Salimos del hospital sin que nadie pregunte nada y buscamos un Taxi. Bendito Taxi que hoy, justamente, nos cuesta la vida encontrar.

Pero al final lo conseguimos. El taxista dice que conoce a Leandro de verlo por el mercado.

Nos lleva a las afueras de la ciudad, a la casa de acogida.

Nos empieza a bajar la adrenalina…

Y...si le buscamos un problema a la familia?

Estamos haciendo lo correcto?

Empezamos a preguntarle al taxista que más sabe del niño. Más o menos conoce la zona donde vive.

Llegamos a la casa de acogida. No lo aceptan, por edad y características. Mejor.

De vuelta al taxi.

Vamos a buscar por su barrio y TACHAN! En menos de dos minutos sabemos donde vive y como se llama.

Conclusión final: Aquí tenemos que simplificar, averiguar el barrio de la chavalada y dejar de lado procederes europeos.

Aah!!! Y tener un buen taxi a mano!!

.

Disfrutando del viaje

Presupuesto Detallado

© 2018 by La Comunidad. Proudly created with Love

Llámanos:

Alba: +34 691 17 30 43

Kike: +34 618 44 78 06